ACLU demanda a la ciudad de San Diego, exige que cambie la política su Departamento de Policía que permite la colección de ADN de menores sin consentimiento de los padres

Organizaciones de justicia social, líderes comunitarios y padres de familia convocan una a conferencia de prensa en Memorial Community Park el 22 de febrero

SAN DIEGO, CA – La ACLU de los condados de San Diego e Imperial (ACLU-SDIC) presentó una demanda en el Tribunal Superior de California ayer contra la ciudad de San Diego. La venerable organización de derechos civiles busca cambios a la política actual del Departamento de Policía de San Diego que permite que agentes de la policía recojan muestras de ADN de menores de edad sin una orden judicial ni el consentimiento de sus padres.

La demanda proviene de un incidente de marzo de 2016, durante el cual un grupo de adolescentes en Memorial Community Park del Barrio Logan Heights fueron ilegalmente detenidos y cacheados por agentes de la policía. Sin orden judicial y sin el permiso de los padres, los agentes detuvieron ilegalmente a los jóvenes, incluyendo al hijo de 16 años de Jamie Wilson, insistiendo tomarles muestras de su ADN y diciéndoles que sólo así serían puestos en libertad.

La experiencia traumatizó a Jamie Wilson, a su hijo y a otros miembros de su familia. Dijo Wilson, «son muchas las personas de color que han sufrido discriminación racial y fichaje en tantos niveles. Mi familia no es la excepción y con el apoyo de la ACLU, hemos presentado una demanda contra la ciudad. Que lo que nos pasó sea una lección para aquellos que tienen el poder y para todos en San Diego de lo que tienen que enfrentar nuestros hijos todos los dias. La calidad del quehacer de la policía en las comunidades de color es insuficiente e injusta. Nuestra comunidad exige mejor trato.”

La ACLU-SDIC está demandando a la ciudad en nombre de Jamie Wilson y su hijo no identificado, y considera que el incidente forma parte del preocupante patrón de exceso policial, prejuicios raciales y vigilancia injustificable en las comunidades de color en San Diego. Es un patrón de comportamiento que resulta en un número desproporcionadamente elevado de personas negras y latinas en el sistema penal y contribuye a la desconfianza entre las comunidades de color y los agentes del orden.

“Quisiera decir que los incidentes como éste son infrecuentes, pero tristemente, sabemos que no lo son”, dijo Norma Chávez-Peterson, Directora Ejecutiva de la ACLU-SDIC. “Los problemas planteados en este caso representan lo que muchos residentes de San Diego en comunidades de

color enfrentan con demasiada frecuencia: prejuicios raciales de nuestros agentes de policía, infracciones de los derechos básicos de privacidad y las prácticas policiales de documentar a jóvenes negros y latinos en sistemas de informacion secretos sin la participación de los padres. Podemos y debemos actuar mejor.”

Jamie Wilson se unirá a representantes de la ACLU y otras organizaciones de la comunidad para discutir estos temas en una conferencia de prensa el miércoles, 22 de febrero a las 2 p.m. La conferencia de prensa se celebrará en el Memorial Community Park de la comunidad de Logan Heights en 2901 Ocean View Blvd., San Diego.

###