El Alguacil Gore no seguirá cumpliendo con las órdenes de retención migratoria de ICE

El Condado de San Diego es el condado más grande del país en rechazar las solicitudes de detención de ICE

SAN DIEGO – En una sorprendente pero bienvenida decisión, el despacho del Alguacil del Condado de San Diego, Bill Gore, confirmó que a partir de la fecha, los detenidos por causas migratorias no serán retenidos en las cárceles para cumplir con las inconstitucionales solicitudes de “retención” migratoria. La revocación de la política se atribuye a un reciente fallo de los tribunales federales que determinó que una cárcel local violó la Cuarta Enmienda al acatar solicitudes de detención sin causa probable o una orden emitida por los tribunales.

“Este es un importante cambio en las políticas y una gran victoria para nuestras comunidades, algo por lo que nuestros defensores han luchado desde hace años”, expresó Homayra Yusufi-Marin, defensora de políticas de la ACLU de los Condados de San Diego e Imperial. “Aplaudimos la acción del Alguacil Gore que reconoce la importancia del debido proceso y de la igualdad bajo la ley, principios básicos de nuestro sistema de justicia. Este es un paso más en el camino hacia la reforma de nuestro quebrantado sistema de inmigración que promueve la confianza entre las comunidades inmigrantes y las agencias de la ley locales.”

La decisión del alguacil también surgió a raíz de la aprobación en California de la Ley TRUST, una histórica ley diseñada para reducir las deportaciones y la ruptura de familias y para restaurar la confianza en las agencias de la ley locales. La Ley TRUST establece claros estándares para determinar cuándo las agencias de la ley locales deben acatar las órdenes de detención migratoria federales emitidas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) prohibiendo la detención de inmigrantes indocumentados para ser deportados en el caso de infracciones menores.

San Diego es el condado más grande del país que ha decidido rechazar todas las solicitudes de detención de ICE. El Condado de Sacramento anunció el día de hoy que dejaría de acatar estas solicitudes. En California, los demás condados incluyen a Alameda, Santa Clara, San Francisco, San Bernardino, Santa Cruz, Monterey y Riverside. A nivel nacional, Filadelfia, Baltimore, Denver y algunos condados de Oregón también han optado por no seguir ayudando a las autoridades federales de inmigración a llevar a cabo deportaciones. Una coalición de organizaciones de inmigrantes y defensores de los derechos humanos coordinaron el envío de solicitudes a alguaciles de todo el oeste de Estados Unidos instándolos a cesar la detención de personas a solicitud de ICE  para evitar ser responsables de daños y perjuicios.

“Todavía tenemos que aprobar una reforma migratoria integral a nivel nacional y la administración necesita implementar políticas que terminen con la deportación en masa de nuestras comunidades inmigrantes”, expresó Yusufi-Marin, “pero es un paso importante y un escalón más hacia el fin de las desacertadas políticas de control migratorio que desgarran a las familias de estatus mixto, quebrantan la confianza entre la comunidad y las agencias de la ley y desperdician billones de dólares al malgastar recursos.”