Estudiantes, Padres de Familia y Maestros Demandan al Estado de California por la Negación Generalizada de la Enseñanza del Inglés a los Estudiantes Aprendices de Inglés

Grupos de Derechos Civiles Interponen Demanda como Resultado de la Inacción de los Funcionarios Estatales de Educación en Respuesta al Informe Publicado en Enero de 2013 que Documentó la Práctica Ilegal

Los Ángeles—La ACLU de California (ACLU), el Centro Legal para Americanos-Asiáticos del Pacífico (APALC, siglas en inglés) y la firma legal Latham & Watkins LLP interpusieron el día de hoy una demanda en nombre de los estudiantes, padres de familia y educadores de las escuelas públicas en contra del estado de California y de los funcionarios estatales de educación que le han negado la instrucción lingüística a decenas de miles de estudiantes Aprendices de Inglés (EL, siglas en inglés) de toda California, violando las leyes federales y estatales. La demanda pretende obligar al estado a que tome las medidas necesarias en respuesta a la admisión generalizada de los distritos escolares, publicada en el portal del Departamento de Educación de California (CDE, siglas en inglés), quienes reportan no ofrecer ningún servicio EL a los estudiantes elegibles. La demanda es la primera de su tipo en California, en donde uno de cada cuatro estudiantes ha sido identificado como Aprendiz de Inglés.

“Es una flagrante violación de la ley no proporcionarle a estos estudiantes uno de los componentes más básicos y esenciales de su educación—un idioma para que puedan tener acceso a sus clases”, dijo Jessica Price, abogada de la ACLU del Sur de California (ACLU/SC, siglas en inglés). “Cuando los distritos reportaron lo que estaba ocurriendo, el estado de California no hizo absolutamente nada.”

La querella interpuesta el día de hoy ante la Corte Superior del Condado de Los Ángeles documenta el perjuicio causado por la omisión de los servicios EL, arguyendo que “si los estudiantes no cuentan con el dominio oral y escrito del inglés, no pueden comprender lo que pasa en el salón de clases y mucho menos entender el curriculum básico que el estado de California considera obligatorio para todos los estudiantes”. Por ejemplo, F.S., quien desea permanecer en el anonimato y es uno de los seis estudiantes nombrados como demandantes en la querella, no recibió servicios EL en tercer grado, reprobó la mayor parte de sus clases y finalmente perdió el año. Al año siguiente, F.S., estudiante del Distrito Escolar Unificado de Compton, tuvo acceso a los servicios EL y finalmente pudo avanzar en sus clases.

 

 

“Ya no confío en el distrito escolar”, dijo A.M. quien es padre de familia y también quiere permanecer en el anonimato. “Nos mantuvieron en la ignorancia durante mucho tiempo y ahora se rehúsan a cambiar. No tenemos más opción que demandar al estado para que alguien se asegure de que nuestros hijos reciban los servicios que necesitan.”

La demanda da seguimiento a un informe publicado el 23 de enero de 2013 por la ACLU de California y la APALC en el que se documentó que 251 distritos escolares de California le reportaron al CDE que durante el año escolar 2010-2011 no ofrecieron la enseñanza que exige la ley a los estudiantes EL. Como detalla el informe, estos 251 distritos escolares representan más de la cuarta parte de los distritos de California con estudiantes EL y los mismos reconocieron no prestar los servicios EL a 20,318 estudiantes.

“Los Aprendices del Idioma Inglés tienen una misión valiosa y diversa en sus salones de clases y en su comunidad”, dijo Nicole Ochi, abogada de la APALC. “Sin embargo, muchos de ellos no pueden cumplir con su misión porque el estado no cumple con su obligación de garantizar que los estudiantes EL cuenten con las herramientas necesarias para aprender inglés y tener acceso al curriculum completo.”

Después de la publicación del informe, la ACLU de California, la APALC y Latham & Watkins LLP le enviaron una carta al Superintendente de Instrucción Pública Tom Torlakson y a la Junta Escolar del Estado informándoles que la inacción del estado frente a esta crisis viola sus obligaciones bajo las leyes federales y estatales. Después de más de tres meses, los funcionarios estatales de educación no se han comprometido a implementar un plan de acción concreto para asegurar que los estudiantes EL reciban los servicios a los que tienen derecho bajo la ley, motivando la demanda interpuesta el día de hoy.

“Mientras el estado recibe cientos de millones de dólares del gobierno federal y sostiene que de hecho, cada estudiante EL recibe los servicios EL, la conducta del estado demuestra lo contrario”, dijo Mark Rosenbaum, abogado principal de la ACLU/SC.

“Es evidente que existe un problema cuando 251 distritos escolares en nuestro estado reportaron no ofrecer estos servicios académicos a algunos, o todos, los Aprendices de Inglés. Es difícil comprender cómo esto puede ser posible cuando estos mismos distritos cuentan con millones de dólares cuyo propósito es ayudar a los Aprendices de Inglés”, dijo el Senador Alex Padilla. “No deberíamos necesitar  una demanda para obligar al estado y a nuestros distritos escolares a cumplir con la ley estatal. Tenemos la responsabilidad legal y moral de educar a 1.5 millones de Aprendices del Idioma Inglés en California”, añadió Padilla.

La demanda, la cual nombra al Estado de California, al Superintendente Estatal de Instrucción Pública Tom Torlakson, a la Junta Escolar del Estado y al Departamento de Educación de California como demandados, se denomina D.J. vs. El Estado de California.

###