NOMBRAMIENTO DEL FISCAL INTERINO DEL CONDADO DE SAN DIEGO ES UN AGRAVIO AL PROCESO DEMOCRÁTICO

SAN DIEGO – El día de hoy, la Junta de Supervisores del Condado de San Diego nombró a Summer Stephan como fiscal interina del condado. La Sra. Stephan fungirá como la funcionaria de mayor nivel del poder judicial de la región hasta las elecciones del 2018.

La Junta de Supervisores tomó la decisión de nombrar a la Sra. Stephan a pesar de la insistencia de organizaciones como la ACLU de los Condados de San Diego e Imperial, San Diego Organizing Project, Center on Policy Intiatives, Partners for Progress y el consejo editorial del periódico San Diego Union-Tribune de que nombraran a un fiscal interino que prometiera no postularse como candidato para este puesto de elección popular en el 2018. En el centro de la cuestión existe la preocupación de que el ocupar el puesto interino en el momento de las elecciones inclina la balanza en favor de la Sra. Stephan, quien no ha sido investigada ni electa democráticamente por los votantes de San Diego.

Los fiscales toman decisiones importantes relacionadas con el sistema de justicia penal, como por ejemplo, determinar si se presentan cargos o no en casos específicos, o también si una persona recibirá una segunda oportunidad canalizándola a un tratamiento o rehabilitación, en lugar de sentenciarla a prisión. Sin embargo, a pesar de la magnitud del puesto, muchos votantes no están familiarizados con las campañas políticas y sus candidatos, lo cual ocasiona que uno de ellos pueda tener una ventaja bastante poderosa en el resultado de la elección.

Otros dos candidatos al puesto de fiscal interino, Adam Gordon y Gregory Walden, prometieron no postularse como candidatos para este puesto en las próximas elecciones. Sin embargo, la Sra. Stephan actualmente se encuentra en campaña y recaudando fondos para postularse al puesto el año entrante. Además, el diario San Diego Union-Tribune y otras fuentes, han reportado que la Sra. Stephan fue específicamente identificada en el plan de sucesión de Bonnie Dumanis, la fiscal actual.

“En el condado de San Diego, los residentes tienen el derecho de elegir democráticamente al fiscal del condado, el puesto más poderoso y destacado de nuestro sistema judicial”, dijo Norma Chavez-Peterson, directora ejecutiva de la ACLU en San Diego. “Al decidir nombrar a la Sra. Stephan – quien se encuentra activamente haciendo campaña para el puesto – como fiscal interino, la Junta de Supervisores prácticamente ha seleccionado a la sucesora de Dumanis y ha debilitado el proceso que permite que los votantes de San Diego elijan al fiscal.”

Al nombrar a la Sra. Stephen, a pesar de esta grave preocupación, la Junta de Supervisores ha incumplido con su deber de velar por el proceso electoral abierto y justo que se merecen los residentes de San Diego.

###