Tras el anuncio de Associated Press de que el ex vicepresidente Joseph R. Biden, Jr. es el aparente ganador de las elecciones presidenciales, la ACLU of San Diego & Imperial Counties emitió esta declaración:

Descargar versión

Votar es una parte esencial de nuestra democracia y los votantes han hablado. Después de una participación histórica, incluyendo 100 millones de votantes que emitieron su voto antes del día de las elecciones, el pueblo de los Estados Unidos ha elegido un nuevo camino hacia el futuro con la elección de Joe Biden como el cuadragésimo sexto presidente de nuestra nación.

La ACLU of San Diego & Imperial Counties elogia a todos los votantes que participaron en la elección más crítica de nuestras vidas, especialmente a los votantes que fueron blanco de esfuerzos inconcebibles para silenciar sus voces. Celebramos los innumerables voluntarios de nuestra región y de toda la nación que se organizaron para proteger los derechos constitucionales de los votantes que históricamente y sistémicamente han sido desposeídos. Y elogiamos a los funcionarios electorales y a los trabajadores electorales que establecieron e implementaron procesos seguros para la emisión y el escrutinio de las boletas, en medio de una pandemia incontrolada y a pesar de los intentos del presidente de sabotear las elecciones.

Esta es una victoria para nuestra democracia.

Durante los últimos cuatro años, la ACLU ha luchado contra ataques implacables de la administración de Trump a nuestros valores, derechos y libertades fundamentales.

Aquí en los condados de San Diego e Imperial, el segundo condado más grande de California y el condado con más residentes latinos por cápita, respectivamente, hemos desafiado la agenda antiinmigrante de esta administración en los tribunales, en nuestra legislatura estatal, en los ayuntamientos y en las calles. Hemos demandado a la administración Trump para reunir a familias separadas en la frontera; exigir el debido proceso para las personas bajo custodia federal, incluyendo a las personas que buscan asilo; y más recientemente, para frenar la propagación de Covid-19 en las cárceles federales y los centros de detención de inmigración de nuestra región.

La elección de un nuevo presidente brinda una nueva y urgente oportunidad para unirnos como nación para promover la equidad, la libertad y la justicia para todos. Estamos optimistas de que la administración de Biden se moverá rápidamente para mitigar el daño y la división fomentada por la administración Trump y elaborar políticas que beneficien a todos los estadounidenses. Estamos optimistas de que, a diferencia de Trump, el presidente electo Biden utilizará el tremendo poder de la 2

oficina presidencial para proteger, en lugar de pisotear los derechos constitucionales de la gente.

Si bien la ACLU trabajará con gusto con la administración entrante para derogar las políticas opresivas de Trump, sabemos que la injusticia sistémica que permite estas políticas no se desmantela con la transición del poder presidencial. Por lo tanto, haremos responsables a la administración Biden, así como lo hicimos con todos sus predecesores y como lo haremos con todos los que le seguirán. Y seguiremos vigilantes, resilientes y organizados, alentados por las palabras del reverendo Dr. Martin Luther King, Jr.: “El arco del universo moral es largo, pero se inclina hacia la justicia”.

A través de la participación de la comunidad, abogacía y demandas legales, la ACLU of San Diego & Imperial Counties continuará protegiendo la libertad de expresión y el derecho a protestar. Seguiremos oponiéndonos al racismo sistémico y a la supremacía blanca. Seguiremos abogando por la equidad social y la justicia racial. Seguiremos trabajando en coalición para lograr reformas audaces en las agencias policiales. Seguiremos oponiéndonos a la vigilancia masiva. Seguiremos luchando por la equidad educativa y por proteger los derechos de los estudiantes. Seguiremos luchando por la equidad de género. Seguiremos defendiendo el acceso al aborto. Continuaremos defendiendo los derechos LGBTQ+. Seguiremos luchando para poner fin al encarcelamiento masivo y cerrar centros de detención. Seguiremos abogando por una región fronteriza desmilitarizada y por la adopción de un sistema de inmigración justo y humano.

La ACLU ha estado luchando para proteger y expandir los derechos y libertades civiles durante un siglo; y hemos estado presentes en esta región desde 1933. Nuestro trabajo nunca ha sido acerca de quién ocupa la Casa Blanca, sino para realizar nuestros valores, visión y lucha compartida, por una Unión más perfecta en la que ”Nosotros el Pueblo” realmente significa todos nosotros.